domingo, 10 de mayo de 2020

El dia de mañana. Por diez años más



Este mes el blog cumple 10 años. Lo normal es que esta entrada sirviera para hacer un resumen de lo publicado, más de 250 entradas, estos años.

Pero en la situación de pandemia que estamos viviendo, creo que es más lógico pensar en el futuro.

No pretende ser esta una entrada para hablar de como se ha gestionado la pandemia porque aquí hay una controversia tremenda y hay quién piensa que todo ha sido un desastre, quién piensa que no se ha hecho tan mal o incluso quién opina que se ha hecho acertadamente.

Ese es un debate que habrá que tener cuando haya distancia suficiente como para tener elementos de juicio y comparación con nuestro entorno aunque es posible que todo haya sido una concatenación de errores como explica Rafael Bengoa en este artículo.

Prefiero hablar y opinar sobre lo que esta por venir. Por que independientemente de como se haya gestionado esta crisis mundial, lo que queda meridianamente claro es que nada debería ser como antes y todos deberíamos tratar de aprender algo de esta crisis para cambiar aquello que manifiestamente no ha funcionado bien.

Lógicamente la lista podría ser muy amplia en función de a quién le preguntemos pero voy a quedarme con 3 aspectos que, creo, con los mas importantes. 

Sanitarios Infectados
Ninguna de los aspectos posteriores son importantes si no evaluamos antes de nada el por qué del número tan alto de sanitarios infectados. Obviamente y digan lo que digan, una parte importante de los sanitarios infectados es debida a la escasez de EPIs. 

Pero seria simplista quedarnos en eso. Creo que se han dado dos factores que juntos han provocado esta situación. 

Por un lado la forma en la que cada centro ha gestionado la oferta de los equipos de protección. El miedo al desabastecimiento por un modelo basado en ahorrar reduciendo los stocks disponibles y una red logística más que mejorable ha provocado que en algunos centros hubiera más EPIs almacenadas y guardadas que a disposición de los profesionales. Las imágenes de enfermeras haciéndose batas con bolsas de basura mientras en algunos almacenes había batas es tercermundista. 

Pero por otro lado, ha sido trascendental la existencia de plantillas muy justas, cuando no exiguas, que no permitan que los profesionales pudieran ponerse en cuarentena ante la mas mínima sospecha ante la posibilidad de que el sistema quebrara por falta de personal. Este es el momento de reclamar plantillas más amplias y adaptadas a las nuevas realidades. Tener enfermeras ociosas puede ser un sobrecoste para algunos en el corto plazo pero claramente es necesario para mejorar la calidad de la atención sanitaria. 

No me cansaré de decirlo, hacen falta más enfermeras. 

Obviamente no es cuestión de tener más por tenerlas sin saber para qué como nos dicen Azucena Santillán y Enrique Castro en este artículo, pero si esta claro que hacen falta más de las que hay, sobre todo en algunos territorios. Cuando haya más enfermeras ya hablaremos de nuevos roles y de más presencia en órganos de decisión que es algo pendiente desde hace años.

Cambio de Modelo
Muchos llevamos años hablando de la necesidad de cambiar el modelo sanitario para acercarlo a la realidad social del país. Años hablando de nuevas formas de gestión, nuevas formas de organización y nuevas formas de atención. 

Obviamente reforzar lo público del sistema es lo más necesario. La fragmentación solo ha traído malos resultados. Solo hay que ver los datos. pero eso es muy obvio.

Quizás sea esta la oportunidad, como nos cuentan en esta entrada, para empezar a hacer una Sanidad Diferente para una Sociedad Diferente. Y ese cambio pasa por muchas cosas, pero fundamentalmente por mejorar la capacidad de respuesta del sistema ante los nuevos retos. Este artículo de la Asociación de Economía y Salud da algunas claves de hacia dónde tenemos que ir. Y dentro de él me quedo con 3 aspectos. 

Por un lado, el cambio de modelo debe llevar aparejado un cambio en el modelo de gestión, de eso saben mucho la gente de Corporate Rebels y en este artículo David Font da algunas pistas. 

Por otro lado, ya sabemos que se puede teletrabajar en salud, Si, se puede usar la red y la telemedicina para mejorar las condiciones de salud de la gente. Hace unos años, a los que defendíamos esta idea nos llamaban locos. Hoy esta claro que el sistema no se rompe si parte de la actividad no es presencial y que parte del cambio pasa por ahí. Este artículo de  Frederic Llordachs es de lectura obligatoria. 

El último, y no por ello menos importante, es el rol que la Atención Primaria debe tener en el nuevo modelo sanitario. La mayoría de las noticias durante la pandemia han sido igual de hospitalocentristas que el propio sistema y, como en la realidad prepandemia, la primaria ha sido la hermana pobre. Así que creo que no es cuestión de reforzarla, ni siquiera de reinventarla, sino de adaptarla y darle el espacio que merece en el nuevo modelo. Hay muchos otros que saben mucho mas que yo sobre el papel que debería jugar la Atención Primaria a futuro, me quedo con este artículo en Avances en Gestión Clínica.

Atención Sociosanitaria
Mucho se está hablando de los sucedido en las residencias de mayores. Las altas tasas de mortalidad, la enorme fragmentación y diferencia en los modelos de gestión de cada comunidad y cada residencia (en función de la concesionaria correspondiente) por no hablar también de la desconexión con el sistema sanitario o la deshumanización del modelo residencial.

Esta claro que el modelo de cuidados a mayores y dependientes no estaba preparado. Posiblemente nada lo estaba pero no por ello no vamos a tratar de cambiar a mejor aquello que manifiestamente ha funcionado mal.

Hay quien propone sanitarizar las residencias como  este artículo, pero no me parece suficiente. El cambio de modelo de residencias que proponen en este otro artículo tampoco me lo parece. Tampoco creo que sea cuestión de reconvertir ahora todas las residencias a la red pública sin tener una estructura para ello.

Quizás sea el momento de hacer algo más a futuro, algo más global y acorde a la nueva realidad sociológica del país. Como proponen en este artículo británico publicado recientemente en el British Medical Journal, quizás ha llegado el momento de integrar en un único sistema el sistema nacional de salud y la red de atención sociosanitaria. Quizás sea el momento de darle una vuelta a todo y darle un nuevo contenido al ministerio. La Ley General de Sanidad es del año 1986 y quizás ha llegado el momento de darle una vueltecita y hacer que tanto ésta como la Ley de Dependencia converjan en un único marco regulatorio que se aprovecharía de los cambios que se han descrito antes.

Y eso es todo amigos. Disculpad si la entrada ha quedado algo larga pero creo que el cumpleaños y el contexto lo merecen.

Llevamos diez años comentando y proponiendo cosas para mejorar el sistema sanitario y en esta crisis global no íbamos a ser distintos. Por diez años más.



Share/Bookmark

1 comentario:

  1. Felicidades amigashos seguid haciéndolo bien. Por cierto, hoy hace 10 años del mío, aunque lo tengo abandonado hace tiempo.

    ResponderEliminar