jueves, 20 de enero de 2011

La Puntita na má!


Bueno, el nuevo año ya está aquí y habrá que empezarlo como se merece. Como dicen los amigos #Turroneros, habrá que empezarlo con turrón del duro.


Ya en su día hicimos una entrada sobre las 2 o más velocidades de la sanidad española, pero en estos días del año y como hemos leído mucho y bueno, no podemos dejar pasar la oportunidad para hacer un poco de auto-crítica de esto que venimos llamando la blogosfera sanitaria.


A estas alturas no creo que nadie se atreva a discutir sobre lo que el concepto del dospuntocerismo puede aportar a nuestro sistema sanitario en general y a las organizaciones sanitarias en particular. Y que existen muchas iniciativas locales loables y pioneras.


Pero hace unos días leímos una magnifica entrada de @zurbaran sobre las ventajas que un hospital esté en Facebook® que coincidió temporalmente las entradas (esta y esta) en nuestros blogs sobre la situación actual de nuestro hospital. Y se te queda cara de tonto al pensar lo lejos que estamos de ese ideal que todos los twiteros sanitarios tenemos en la mente.


Es indiscutible que la sanidad pública tiene un gran problema estructural (de infraestructuras, de organización y de financiación) que el dospuntocerismo puede paliar pero no arreglar ¿no habrá que arreglar primero los problemas reales antes de meter a la gente en nuevos berenjenales?


¿No será mejor pintar las habitaciones, arreglar las camas o aumentar las plantillas que plantearse si el hospital tiene que ser magnético o tiene que ser un no-hospital?


¿No será mejor dotar bien las instalaciones, adecuar las cargas laborales a las realidades asistenciales, remunerar correctamente a los profesionales o reorganizar los niveles asistenciales antes de meternos en disquisiciones sobre el sexo de los ángeles?


¿No será que solo somos la puntita del enorme iceberg que supone la comunidad sanitaria española y que nuestra utópicas y futuristas conversaciones solo sirven para que mantengamos un óptimo y siempre saludable nivel de #buenrollismo que, como dice @sminue en este post no nos lleva a ningún sitio?


Al final es incluso posible que el amigo Bonis tenga razón y que esta revolución silente que todos vemos venir no será tuiteada... llegará mucho más tarde. Cuando el sistema termine de romperse o se colapse. Y para entonces, internet en la consulta ya no será una prioridad.


Lógicamente preferimos la acción a la innacción y por eso somos miembros proactivos y activistas de la blogosfera... pero quizás es el momento de pararnos a pensar un poco en aquellos a los que, de una manera o de otra, hacemos como que representamos y ser muchos más reactivos y más visibles que hasta ahora promoviendo el info-activismo... o como en esta iniciativa enológica.


Vamos... que tendremos que seguir dando la lata!!



Share/Bookmark

18 comentarios:

  1. Por alusiones: es cierto que los centros tienen que tener unas instalaciones adecuadas, con el equipamiento adecuado y el mantenimiento adecuado... y eso lo doy por supuesto en el post que citas (por cierto, gracias por la mención...).

    La realidad puede ser diferente, y debo decirte que en todas partes cuecen habas (se nota mi madre andaluza...). En todos los hospitales, sobre todo en los que ya tienen una cierta edad, hay puntos manifiestamente mejorables... infraestructura, equipamiento, accesibilidad.

    En cualquier caso, decirte que todo lo que se hable, se discuta, y se decida en un entorno 2.0 sólo tendrá un peso relevante si se aplica en un entorno 1.0... yo estoy embarcado en esta batalla y te digo que es difícil, pero no imposible.

    Un abrazo. :-)))

    ResponderEliminar
  2. Hacía tiempo que esperaba un post como éste en nuestra idolatrada Blogosfera Sanitaria. Veo difícil poder expresar mejor dónde radican los verdaderos problemas de fondo, los que no entienden de twitteos ni retwitteos...los de aquellos que tienen habitaciones "cochambrosas", con humedades y trozos de techo amenazando con caérseles encima...y ese muro por desgracia no lo traspasa el afilado cuchillo del dospuntocerismo, al menos a día de hoy (ojalá lo pueda hacer en un futuro cercano).
    Comparto tu opinión, y es más, sería necesario que todos lo hicieramos, no en un ejercicio de "pensamiento único" (que sería aborrecible), sino de cordura, de optimización de ideas. Aunque sean ideas loables, apetecibles e irrenunciables...¿de qué le sirve a un usuario "internet en la consulta", por ejemplo, cuando lo que le preocupa realmente es que lleve año y medio en lista de espera, o lleve 1 hora esperando a que lo puedan lavar y cambiar de pañal porque no hay personal suficiente?
    "Con el estómago lleno, todo el mundo encuentra soluciones para cambiar el mundo"...la gente de a pie, la que no tiene/conoce/carece el acceso a internet no entiende de la problemática dospuntocerista, ni cree que sea una prioridad para nuestra Sanidad...ni tan si quiera yo lo creo, amig@s.
    Necesarios, SI, rotundamente.
    Prioritarios, no.
    Y que me perdonen si con éste comentario socavo el "buenrrollismo" dospuntocerista (que no es mi intención).
    Pero como dicen en mi tierra, "más vale una cara colorá que cien amarillas".
    Un saludo, y enhorabuena por el post, camarada.

    ResponderEliminar
  3. Queridos amigos:

    Como siempre, vuestras reflexiones tienen un "puntito más" en el sentido de aportar un debate sobre este asunto que me parece muy interesante, no todo va a ser #buenrollismo.
    Por alusiones: ¿Existen algún Hospital Magnético donde las habitaciones no estén pintadas, las camas no se arreglen o las plantillas no se ajusten a las cargas del trabajo? Pienso que no. Un profesional no estaría satisfecho "o contento" en su trabajo, facilitando cuidados, si tiene un entorno como ese. Por lo que, primero habría que modificar, adaptar o cambiar todas estas cosas para que las personas que hacen uso de ello se sientan cómodas (en todos lo sentidos) y después para provocar que el profesional se sienta bien en su trabajo (todo esto, a gran escala, provocaría que un Hospital fuese "Magnético"). Y creo, que todo esto, es posible. Ya lo decía ayer Miguel Ángel, "hay que empezar a trabajar y querer cambiar las cosas"
    Por otro lado, coincido con Alberto en que la problemática 2.0 no es una prioridad, aunque tenemos que se capaces de trasladar las ventajas y las enormes posibilidades que se nos brinda desde entorno 2.0 a la práctica clínica, a los cuidados más básicos. Si no lo hacemos, siempre seguiremos igual: los de los blogs, twitter y derivados por un lado, y el resto de los mortales por otro. Y ese creo que es el próximo debate...como acercarnos unos a otros.
    Un abrazo para los dos

    ResponderEliminar
  4. Rafa, tu entrada de los guisantes es genial y tu un ejemplo de que el esfuerzo sobre la cultura dospuntocerista es viable es admirable.

    Por supuesto, todo lo que se hable es positivo siempre que se trasvase al mundo real, de una forma o de otra.

    Gracias por el comentario y el honor es nuestro de que comentes nuestras entradas.

    ResponderEliminar
  5. Don Serafin, muchas gracias!!
    Nos encanta desde hace mucho tiempo el concepto de Hospital Magnetico y, como bien dices, se da por sabido que si un hospital es magnetico tiene todos los minimos exigibles para conseguirlo.
    La cuestion es que los centros que conocemos están muy lejos de ser magneticos y son mas bien oxidados (en todos sus niveles y estructuras).

    Sobre lo de empezar a trabajar y el buenrollismo... estamos en la misma linea que Dios. Hay que empezar el camino... ese es nuestro papel en todo esto, pero sin perdernos en él y olvidar el origen de ese camino porque terminariamos vagando en tierra de nadie.

    POr eso pedimos cambiar la accion por el activismo!!

    ResponderEliminar
  6. Me alegro de que le haya gustado el post, mi Capitan!!
    Aunque a veces parezca que hemos sido seducios por los encantos de las sirenas de la red... tratamos de mantener los pies en el suelo y ser conscientes de nuestro origen. Y el origen de La Comision Gestora es la gente que le da sentido cada día... la gente de nuestra planta, de nuestro hospital. Esa es la verdadera Comision Gestora.

    De alguna manera queria hacer una entrada que supusiera una especie de declaracion de intenciones. El 2010 ha sido el año de conocer el 2.0... este tiene que ser el año de usarlo!! y de usarlo para mejorar lo local primero y lo general despues!!!

    Y si puede ser desde el #buenrollismo mejor!!!

    ResponderEliminar
  7. Ay oma... que complicado es todo esto del 2.0

    No sé si arreglaremos el mundo, no sé si mejoraremos nuestros hospitales, no sé si haremos que cambien nuestros directores... pero sí sé que por el camino hemos ido sembrando, y el que siembra al final recoge.

    Como dice Rafa, no será fácil... y coincidó en que no podemos quedarnos detrás de nuestras pantallas pensando que con un post y 5 twitts va a cambiar algo... pero grano a grano se hace granero.

    Y como filosofía de vida, considero irrenunciable el #buenrollismo.

    Ahí queda eso!

    ResponderEliminar
  8. Hola, cucha que sos diga... jajajja, está claro que nuestro norte es las personas a las que cuidamos... luego eso podria ser en esencia el nucleo duro, lo demás son zonas de desarrollo proximo que diria Vigotsky y que se podrían alcanzar pero habiendo construido antes...

    Impepinablemente es necesario un entorno (Nightingale) donde poder generar una relación de confianza (Travelbee y Pepalu) para que las personas sean capaces de autocuidarse (Orem) en sus necesidades (Henderson).... asi que si... quiero un hospital estupendo, donde poder mantenera una relación de persona a persona para poder atender a las necesidades de a la persona a quien cuido y empoderarlo para que siga cuidandose...
    En el componente aplicado aparece el método: pasa por el 2.0? pos pa mi lo quiero... ¿pa mi?

    Con el tema del buenrolling... de verdat... que no se que es lo que me quita... pero si se lo que me da...
    Se podria entender que quita espiritu critico? quiza... pero yo creo que solo TAPA ese espiritu crítico... no semos tontos... no somos indiferentes ante alguna idea que leemos... no nos equivoquemos...

    Un abrazo fieras¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  9. Bueno, yo como MF, atención primaria, en Castillaa-La Mancha, a mis 37 años, he pasado consulta en almacenes, en ermitas con el santo encima, en casa particulares donde iban los pacientes haciendo cola en la calle. ¡Qué distinto es un hospital o un CdeS urbano a la medicina rural! Y estamos en el sXXI, también para el SESCAM.

    ResponderEliminar
  10. ¿Y mi comentario? Juro que había dejado un comentario esta mañana. Espero que no me lo hayáis borrado, sino que haya sido mi torpeza natural. Decía que - podéis llamarme ingenua - pero que yo creo que el buen-rollismo sirve, aunque es evidente que para que el 2 funciones, siempre tiene una que poner por delante al 1. En eso, como muchas veces, tenéis razón. Pero, vamos, que lo cortés no quita lo valiente.
    Y, por lo más sagrado, no empecéis otro post con "esto se hunde", que pensé que se acababa la Comisión Gestora y casi me da el telele. Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Si, pero no. A ver como lo explico: aquí hay mucho por hacer y hay que tener claros los objetivos, las prioridades y las herramientas.

    El dosountocero es una herramienta mas, una forma de comunicar, de conectar, de saber que hacen otros (y de hecho, fijaos en la cantidad de profesionales con objetivos comunes que nos hemos conocido este último año). Esto es como si dijéramos: no uséis el teléfono móvil que la sanidad está muuuuu mal. ¡Error! Los hospitales están mal, a veces fatal, hay problemas de infraestructuras, etc, pero no podemos detenernos hasta que se solucionen y centrarnos solo en eso pq entonces NUNCA nos moveríamos.

    En cuanto al tema de la retribución del profesional o las cargas de trabajo, es algo que depende de todos. En ocasiones el problema no es el reparto de cargas sino que la comodidad campa a sus anchas. Y eso no se resuelve poniendo mas gente, sino haciendo que quien no hace se ponga a hacer algo. Y los sueldos: lo lógico seria diferenciar y pagar mas al que mejor trabaja, pero: ¿quieren los sindicatos y las corporaciones eso? Pues por ahora no...

    La revolución no será tuiteada, claro que no. Pero ya no estamos en el instituto ni hacemos política, y lo de hacer grupitos y decir "o conmigo o contra mi" no es precisamente la mejor forma de actuar. Lo peor es que a veces pienso que todo eso se hace para esconder la realidad, y la actual distribución de poder.

    Intentar arreglar las cosas desde dentro, se hace trabajando duro. Me da igual que se haga con herramientas clásicas, escribiendo columnas en el periódico o tuiteando. Al final lo que cuenta es la intención y el objetivo final, no lo que utilices para comunicarte.

    Al final, mientras algunos discuten sobre estar de un lado o de otro, otros siguen currando. Esos son los imprescindibles, tanto si son 1.0 o 2.0, y vosotros sois un ejemplo: cuidando, currando y luchando por cambiar. Que todo a la vez es posible.

    El optimismo extremo puede ser malo, pero la mala leche no conduce a nada. Y lo digo con conocimiento de causa, que tuve una época en la que por promover sonrisas, abrazos y ganas de currar, me devolvieron palabras, insinuaciones falaces (como aquello de que me pasaba la mañana escribiendo el blog) y "entradas dedicadas". Quizás sea que currar e intentar las cosas desde otro punto de vista no guste.

    Pues eso, que me he quedado mas "a gustito" que Ortega Cano :)

    ResponderEliminar
  12. Don Iñaki de mis amores... coincidimos en tu comentario. La entrada no es más que una especie de declaracion de intenciones. Partimos del #buenrollismo para hacer más cosas que "solo" tuitear.

    Antonio, esperemos que el #buenrollismo no quite capacidad de (auto)critica. Nosotros intentamos que no nos pase...

    Gerineldo, gracias por el comentario. Aunque el post esta hecho desde un hospital, sirve perfectamente para AP y para el SESCAM... como bien sabes!

    Jomeini de mis carnes... el comentario anterior no lo llegue a ver (en la vida vamos a censurar un comentario).Te digo lo mismo, el #buenrollismo es nuestro modelo de vida... pero lo que pretendiamos es decir que no podemos perder el norte en medio de tanto dospuntocerismo. Gracias por el comentario

    ResponderEliminar
  13. Joder!! Es que eres Dios hasta en los comentarios!! Es el comentario más largo y completo que he visto en tiempo... por eso te esperabamos!! jajaja (que pelota soy)

    Con tu comentario y una foto de mi 50% se podría hacer un post!!

    Coincido en casi todo con lo que dices. El post es una declaracion de intenciones... queremos que el dospuntocerismo sirva para mejorar las cosas y no solo para decirnos que buenos somos o que bien lo hacemos porque corremos el peligro de perder pie y olvidarnos de dedondevengo y haciadondevoy...

    Y aunque hemos dicho que la revolucion no será tuiteada, no será porque nosotros no lo intentemos... como otras mil cosas!!

    ResponderEliminar
  14. Muy buena entrada y mejor debate!! Creo que hace falta de vez en cuando este tipo de discusión, de manera sosegada, porque discutir no es sinónimo de mal rollo si se tiene claro que la confrontación de ideas no es un enfrentamiento entre personas…

    Hace unos días leí un artículo del descubridor de la PSA en El Mundo acerca del mal uso que se estaba haciendo de esta prueba diagnóstica en los EE.UU y la repercusión económica consecuente en la Sanidad. Me resultó muy llamativo tanto el artículo como quien lo escribía, por la madurez y la responsabilidad que ejercía al publicarlo. Me imagino a este tipo pensando: joder!! Me pasé años investigando hasta dar con este descubrimiento, luego otros tantos años para convencer de la utilidad de la PSA en determinados casos y ahora tengo que decirles que hagan un uso racional…

    Si alguien me preguntara en qué “momento evolutivo” nos encontramos en el mundo de la salud 2.0, yo diría que estamos en el momento en que empezamos a convencer a gente importante (momento congreso nacional de urología presentando la PSA). Por tanto tenemos a detractores de lo 2.0, una INMENSA mayoría muda y en el otro lado un grupo heterogéneo de entusiastas, visionarios pero también oportunistas y de aquí-hay-negocio.

    Creo que de aquí a un tiempo vamos a ver una explosión de la salud 2.0, ya que el discurso de lo 2.0 ha conseguido colarse de alguna manera en el mundo de la política y gestión sanitarias. Algunos indicios de esto: cuenta de Twitter del Ministerio de Sanidad, o el foro de quejas y sugerencias de Son Espases en Facebook. Sin embargo que estas instituciones y otras hagan uso de las herramientas 2.0, no supone una actitud 2.0 (entiéndase colaborativa, abierta, recíproca, y todo lo que queráis).

    Para mí aquí está la gran preocupación: utilizarán “nuestras” herramientas para seguir haciendo posiblemente lo mismo, sin el cambio en la cultura de trabajo por el que nos fascina la web social. Sin embargo, me temo que nos dirán: “sí, sí, si nosotros somos muy 2.0, ya tenemos cuenta en Twitter”. Ej: que alguien me explique ¿Qué hace el Ministerio en Twitter, aparte de enviarnos lo que ya recibimos por rss? ¿Quién tuitea?

    ¿Qué podemos hacer para evitar esto? Ser muy críticos –aun a riesgo de joder el buenrollismo- porque algunos entendemos esto como una manera de ejercer nuestra profesión, centrada en el paciente y basada en la evidencia. Por eso deberíamos exigirle a la Salud 2.0 lo que le exigimos a cualquier otro aspecto de nuestra profesión: que se Base en la Evidencia y que no nos duela someternos a evaluación: ¿qué impacto está teniendo lo que hacemos? ¿cuánto hay de humo en nuestro discurso? ¿quién trabaja y quién es un charlatán? Pero también denunciar el mal uso que hagan de las TIC instituciones, farmacéuticas, profesionales, etc. Como lo hacemos –insisto- en otros ámbitos: con los fármacos, con las terapias, con los diagnósticos…

    De lo contrario estaremos alimentando una burbuja 2.0 en la que se invertirá muchos recursos sin certeza de su utilidad e impacto. Y luego no faltará quien nos diga “¿tú no eras un friki de lo 2.0? pues vaya timo”

    ¿Nos pasará lo mismo que al descubridor de la PSA?

    Bueno, creo que me he enrollado un montón, siento el ladrillazo…

    ResponderEliminar
  15. Joder! Lo que esta claro del post es que os motiva a escribir un huevo. Amigo Zurbi, nos encanta que nuestros post inviten a la reflexion. Cada uno que haga su propio analisis...
    Nosotros lo tenemos claro, el 2.0 es la herramienta... pero antes tenemos que coonseguir que nuestros centros de trabajo, por lo menos, empiecen en el 1.0 y no en el -0.5!!

    Por eso hemos hecho este alegato por poner los pies en el suelo.... para coger impulso!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  16. Les invito a visitar mi blog.
    http://medicinavsderecho.blogspot.com
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Pocas ideas más que añadir a los comentarios de vuestro texto tan oportuno.

    Todos los días veo cosas suceptibles de mejora que no comento, que me guardo para mí. Mi hospital funciona bien, pero, cuando se ve desde dentro, uno descubre cosas mejorables.

    En este sentido aparecen las redes sociales, en las que encuentras a personas con similares inquietudes y, en ocasiones, con iniciativas útiles.

    Un hospital es un edificio en el que contínuamente están ingresando personas con problemas. El hospital intenta resolverlos como buenamente puede, pero no lo consigue siempre. Precisamente por esta realidad, el hospital es un almacén inmenso de problemas, de infrastructuras, personal, problemas sociales y todo lo que se os ocurra.

    Taparemos grietas y aparecerán otras. Una revolución será tuiteada: la posibilidad de conocer los problemas y las soluciones aportadas por los demás y de ganar efectividad en nuestras actuaciones diarias.

    (cada día soy más cursi escribiendo)

    ResponderEliminar