viernes, 18 de julio de 2014

No cuentes conmigo #InsumisionEnfermera


Tenemos el blog un poco abandonado, pero hemos terminado junio más apretados que los tornillos de un submarino y los primeros días de julio había que dedicárselos a la familia si o si.

Eso no quita para que sigamos viendo la realidad a través de todas las ventanas que tenemos abiertas y seamos observadores inquietos y, por tanto, observadores con opinión.

Hace unas cuántas semanas, los profesionales de muchos de los hospitales públicos de Andalucia recibimos un mensaje parecido a éste (que es el que nos enviaron desde la UAP del Área de Gestión Sanitaria Campo de Gibraltar).

                                          

Obviamente, por lo rotundo del mensaje y por lo que esto puede afectar al futuro laboral inmediato de muchas enfermeras, máxime con un 25% de eventuales en nuestra plantilla, cundió el pánico entre la gente.

Pasaron los días y ante la falta de información por parte de la Dirección de Enfermería, lo mismo es mucho soponer que ellos se encargen de informar a los profesionales enfermeros del centro, y dado que tenemos, pese a nuestras diferencias, una magnifica relación con el presidente del Colegio de Cádiz, asumimos un rol que no nos corresponde (no es ni será la primera vez) y le dimos un telefonazo, intentando darle luz al asunto.

Nos explicó los por qués de esta sorpresiva misiva, como nuestra empresa, ante una inminente reclamación patrimonial, había decidido plegarse a la colegiación obligatoria, como cada colegio provincial iba a hacer una integración diferente de los excolegiados subvencionando algunos las cuotas del periodo de descolegiación y otros exigiendo el total de esa suma, como el Consejo General de Enfermería no iba a perdonarle a nadie la cuota de alta de setenta y pico euros, como a partir de 2015 habrá una nueva Ley de Servicios y Colegios Profesionales que cambiará muchas cosas (o no).

Pese a las diferencias que nos separan, nos comprometimos a enviar un email, y explicar la situación a nuestros contactos, con la idea de bajar la tensión y contarles como iba a ser el procedimiento de recolegiación concreto en la provincia de Cádiz.

Nos colegiariamos, si, pero por imperativo legal. No estamos de acuerdo con muchas de las cosas que se están haciendo en muchos colegios y nada de acuerdo con la actual situación del Consejo

Además aprovechamos la ocasión para "amenazarle", al presidente del colegio de Cádiz, con qué, una vez miembros del club, seriamos muy muy críticos y muy muy exigentes, que trataríamos de hackearlo para hacerlo mejor. Y el primer paso sería romper, buscar la forma de romper, formal y públicamente con el Consejo General, que ésta es una de las instituciones que más daño le está haciendo en la actualidad a la enfermería.

Afortunadamente tardamos un poco mas de lo previsto en redactar ese email y nos enteramos de lo que los dirigentes del Colegio de Zaragoza le han hecho (y le pretenden hacer) a un enfermero que solo pedía información y transparencia. Tan solo por ejercer su derecho como colegiado. Este post de Juan F. Hernández pone los pelos de punta.

Obviamente participamos en la iniciativa #ApoyaaEduardo promovida por Chema Antequera, que tuvo mucha repercusión social.

La conclusión es que no vamos a enviar el email, no vamos a participar de ningún club en el que se expediente a sus miembros por ejercer sus derechos, no queremos ser miembros de ningún club en el que sus máximos representantes estén imputados. 

Es una cuestión de ética profesional. No podemos pertenecer a una organización donde haya gente que medre, amedrente o se lucre con nuestro dinero. 

Lo sentimos por el presidente del COE de Cádiz al que esto le puede dar algún dolor de cabeza pero, pese al imperativo legal de la colegiación obligatoria, a partir de este momento nos declaramos INSUMISOS.

Si, lees bien. INSUMISOS.

Y seguiremos siendo insumisos hasta que nuestro colegio provincial se desvincule pública y formalmente del actual Consejo General o éste dimita en bloque y se renueve.

Mientras tanto guardaremos nuestras cuotas en una hucha.



Share/Bookmark

martes, 3 de junio de 2014

Always can be a beautiful day #A1000manos


Hay días en los que todo parece cuesta arriba. Hay días en los que da igual con el pie que uno se levante que todo empieza torcido. Hay días grises y tenebrosos. Pese a esto, trato de levantarme cada mañana con una sonrisa y trato de que ésta dure todo el día.

Hay días que es difícil mantenerla. Hay otros en los que es muy difícil. Otros en los que es muy muy muy difícil. Incluso hay otros en los que es casi un suicidio. Pese a esto, trato de acostarme cada noche con una sonrisa.

Son muchos los que me ayudan a diario a conseguirlo: lógicamente mi familia, tanto la que me soporta a diario (cuánto me soporta mi santa :P) como la que solo me soporta de vez en cuando o la que lo hace mucho más de vez en cuando por whatsapp o por facetime (qué bueno o qué malo han hecho las TICs para las familias). Pero también mi 50% y muchos compañeros de fatigas, conspiraciones y tribulaciones. Y obviamente también muchos de los dueños de las otras cientos de manos que están escribiendo un post como éste en este momento.

Todos ellos me sirven de estímulo para mantener la energía, el tesón y la determinación que pongo en casi todas las cosas.

Todos ellos me ayudan a levantarme con una sonrisa cada mañana y a acostarme con una sonrisa cada noche.

Espero hacer el mismo efecto en ellos. Recordad que, empiece como empiece, siempre puede ser un bonito día.


Disclamer: Le pedimos disculpas a nuestros lectores habituales. Ésta es una iniciativa del moñas de Iñaki y de la dulce Rut que rompe radicalmente con la línea editorial y la reputación de este blog. Pero por la sonrisa de un amigasho maaaatttooo!!!

Share/Bookmark

lunes, 2 de junio de 2014

Un tonto a las 3

No suelo creer en las casualidades, aunque las haya.

Por eso no creo que, en la misma semana en la conocemos el video Here´s to Nurses hecho por una editorial como Elsevier


o en la que un medio de comunicación nacional como El Mundo se marca un artículo valiente en el que se plantea, con una aplastante sensatez, que en España hay demasiados médicos y que el papel de la enfermería debería ser más relevante, nos encontremos que Redacción Médica saca una noticia con el titular "Enfermería no puede liderar la Gestión Clínica".

Lógicamente el debate en las redes sociales ha sido intenso y, como en otras ocasiones, ha terminado en vía muerta. Cuando dos no se quieren poner de acuerdo no hay manera.


Pero vamos al artículo en cuestión. Aunque como suelen decir Martín o José Luis, estas afirmaciones suenan caducas, anacrónicas y a debate amortizado, no podemos dejar pasar la primera línea del artículo, esa que supuestamente dice Francisco Miralles, secretario general de la CESM

“un profesional con un rango inferior no puede estar por encima en una estructura jerarquizada”

Prefiero pensar que la razón de este desatino es que el Sr. Miralles hace años que no pisa un centro de salud o un centro hospitalario y en su último contacto con una enfermera, ésta llevaba faldita, cofia, le colgó la bata y le puso un café. Lo mismo no ha conocido a ninguna enfermera doctora, ninguna enfermera con un par de másters, ninguna enfermera investigadora, ninguna enfermera que dirija una UGC (en Andalucía hay cientos) o ninguna gerente (oh! Dios... qué sacrilegio!)

Bueno, también puede ser que no sepa realmente que es una UGC y en qué consiste el cambio de modelo en cuanto a horizontalización y potenciación del clínico. O lo mismo es que lo sabe tan bien que sabe que el problema no es tanto de médicos o enfermeras sino de una profunda modificación del status quo del que las organizaciones sindicales (sobre todo las corporativas como la suya) son parte importante. Lo mismo lo que no quiere es que las organizaciones sanitarias se atomicen, que desaparezcan los corporativismos que permiten que ciertas élites entren a las 9 y salgan a las 2 o que su labor ya no se pueda justificar con reuniones intrascendentes con el director médico de cada centro.

Aunque también tenemos una tercera opción, una mucho más simple. Una que traslada el problema a los afiliados al CESM Lo mismo solo es un tonto a las 3. 

Espero que no sea la tercera opción.


Share/Bookmark

lunes, 12 de mayo de 2014

Llegó el día #Happytobeanurse

Los que editamos este blog somos poco de onomásticas, de aniversarios y de celebraciones de este tipo. Siempre nos ha importado poco (o muy poco) en qué día nació Florence Nightingale o en qué día falleció Virginia Henderson.

Pero el Día Internacional de la Enfermería de este año 2014 va a ser diferente. No por el aniversario en sí, sino porque este aniversario no se nos olvidará durante un tiempo.

Hace apenas 10 días, cuando el gran Miguel Garvi nos lanzó el guante (que como siempre recogimos) no pensamos en que íbamos a conseguir la movilización y la cantidad de vídeos que hemos recibido. Enfermeras de muchos rincones del país nos han hecho llegar sus aportaciones y la conversación en las redes sociales bajo el hash #happytobeanurse ha llegado a ser trending topic.



Pero eso no es lo importante. Eso sería quedarse en la espuma. 

Lo importante es que la gente, para una iniciativa nacida en las redes sociales y por la que no van a recibir nada a cambio, se lo ha currado. Muy especiales, por trabajados, han sido los aportes de la gente del Hospital Clínico de Málaga, del 061 de Jaén, el del Centro de Salud de Espartero, de un Centro de Salud de Cornellá, de Pediatría del Hospital Reina Sofía o de la archifamosa Consulta 4.

Lo importante es que la enfermería, indudablemente la profesión sanitaria más castigada por los ajustes, recortes y reformas; la profesión que está viviendo uno de los momentos más complejos de su reciente historia con sus líderes saliendo casi a diario en las páginas de los diarios por turbios asuntos; la profesión sanitaria que vive un quiero y no puedo con respecto a los nuevos retos y a su propia visibilidad; está llena de gente estupenda, gente que siempre tiene una sonrisa y que se siente muy orgullosa de ser enfermera. Llena de gente que está deseando decirle al mundo que es feliz de ser enfermera.

Por eso queremos darle las gracias a todos los que han participado o han hecho el esfuerzo para participar en esta iniciativa pero no han llegado a tiempo. Y a todos los que participarán el año que viene... porque el año que viene volveremos a repetir.

El resultado es de todos vosotros. 

Nosotros estamos #HAPPYTOBEANURSE y #PROUDTOBEANURSE ¿y tú?


Para ver en youtube pulsa aqui

Share/Bookmark