domingo, 24 de octubre de 2010

Dame Veneno que quiero Morír!!


Hace unos días releimos un articulo ingles publicado en The Guardian que se hacia eco de un estudio publicadoJournal of Medical Ethics que trataba sobre la relacion que existe entre la confesión religiosa del medico y su actitud ante los pacientes terminales. previamente en

La version de The Guardian concluye que los medicos ateos o agnósticos tienen a acelerar la muerte de sus pacientes terminales. Y muchas webs socioreligiosas han utilizado dicho articulo para insinuar que éstos médicos tienen menos problemas morales para practicar la eutanasia. Y se quedan tan panchos!!! Y aunque eso pueda estar mal... ¿no es peor alargar innecesariamente la vida?

No solo eso, no han querido leer el último párrafo del artículo de The Guardian donde dice: "The most religious doctors were significantly less likely than other doctors to have discussed options at the end of life with their patient" ¿No debería el paciente ser dueño de su propia muerte?

Sobre todo teniendo en cuenta que Andalucia cuenta con una avanzadisima Ley de Muerte Digna, pionera en España, que regula, entre otras cosas, los conceptos de LET (limitacion del esfuerzo terapeutico) y LED (limitacion del esfuerzo diagnóstico) y establece como delito la obstinación diagnóstica y la terapéutica, estando la voluntad del paciente antes que el criterio médico, siempre y cuando se cumplan los precentos de información de la Ley de Autonomía del Paciente.

Y cual es la clave entonces? Claramente lo son la formación y la información. Y una magnifica iniciativa es el Programa Cuidando Contigo del Hospital San Juan de Dios de Santurtzi. Este programa ofrece atención integral a los pacientes y familiares durante la fase terminal de la enfermedad y también forma e informa a la población general con actividades en colegios y de voluntariado.

Y es que, como dice el artículo We´re all going to die. Deal with it, hay mucho que debatir y hacer sobre la atención a los pacientes en situación terminal para asegurar una Muerte con Dignidad... y mucho de ello ya lo hacen organizaciones como la SECPAL, AECPAL o la asociacion Derecho a Morir Dignamente.

Pero habra que seguir... cada uno desde su puesto de trabajo. Y si no, como dice este interesantisimo y controvertido artículo, siempre quedará una oportuna neumonía para aliviar la agonia de un enfermo terminal.

Aunque personalmente preferiría morirme de risa con estos dos....



...o bien como dice esta canción dedicada a nuestra compañera Inma..."dame Veneno que quiero morir....dame veneno"


Share/Bookmark

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada