miércoles, 2 de diciembre de 2015

des-FLOR-ecer


Hace algo más de dos años tuvimos la "disparatada" idea de montar una unidad de innovación, pero como ni tenemos las virtudes de Julio Mayol, ni su flor en el culo, nuestra idea fue un total fracaso como ya contamos aquí.

Sin embargo, una de las pocas cosas que sacamos de aquella locura fue conocer, en uno de los Seminarios de Innovación "Innovando en Jueves", a los responsables de la empresa Tecnova, desarrolladora del módulo de cuidados de nuestra historia digital y también de una herramienta para la gestión de RRHH que no conocíamos: Flor.

Comoquiera que nosotros andábamos buscando una herramienta similar (habíamos hablado con los chavales de Aturnos pero poco más), conocer que existía algo así e integrado en nuestro sistema fue una grata sorpresa. Que fue más grande aún al saber que su herramienta ya funcionaba en nuestra organización (la tenían el hospital Reina Sofía para enfermería y la empresa pública Hospital de Poniente para todo el personal), y no solo en el SAS, sino también en todo Canarias (para todo el personal y todos los niveles asistenciales) y en Albacete.

Por eso tratamos de llegar a algún acuerdo con Tecnova. Nos plantamos en Córdoba, nos hicieron una presentación en la que participó el gran Joaquín Toro, nos quedamos prendados y... lo conseguimos.

Llegamos al acuerdo de pilotar una versión mejorada de Flor (Flor v2) durante 1 año en algunas unidades de nuestro hospital y seguir viendo cómo podríamos colaborar. La herramienta no solo nos gustó sino que nos encantó. Incluso presentamos una comunicación en las 25 Jornadas de ANDE.

Por eso mismo, al acabar el pilotaje y presentar el correspondiente informe en el que detallábamos las virtudes de Flor con respecto a la situación previa, le propusimos a la gerencia adquirir Flor para todo el Área de Gestión y poder seguir así usando la herramienta y colaborando con Tecnova.

La respuesta fue la esperada. Pese a que el precio no era tan alto, no era considerado prioritario ni por la gerencia ni por la dirección de enfermería.

Aún así, Tecnova se ofreció a dejarnos la aplicación para que la estrujáramos y propusiéramos nuevas líneas de mejora.

En estos dos años de pilotaje y postpilotaje, hemos presentado alguna comunicación, hemos participado en el pilotaje de dos apps (para trabajadores y gestores), hemos hecho propuestas de mejora, hemos hablado con muchas personas sobre Flor, incluida la Estrategia de Cuidados y, sobre todo, hemos aprendido a usar la herramienta.

Tanto nos gustó que incluso le propusimos a Tecnova colaborar en un proyecto de investigación para evaluar las cargas de trabajo utilizando su herramienta para visualizar los resultados. Este proyecto serviría para financiar Flor durante un año más.

Sin embargo, hoy hemos tenido una reunión con el gerente y la dirección de enfermería al completo, de esas que se convocan por una secretaria y sin orden del día, en la que nos han comunicado que ya no podremos usar Flor por más tiempo (aunque el acuerdo de desarrollo con Tecnova siga en pie y estemos buscando financiación para el proyecto de investigación). Tendremos inexorablemente que volver a las hojas de cálculo mensuales (en herramientas open office -con sus limitaciones- o en un famoso paquete ofimático convenientemente crackeado)

Las razones esgrimidas, por repetidas mentalmente, no dejan de ser sorprendentes (por no utilizar otro calificativo): No es la herramienta corporativa (como si hubiera alguna), en otros sitios no lo tienen y por algo será, etc... Algo así como un "siempre se ha hecho así..." pero en la gestión, aderezado con frases como: "no queremos un Ferrari prestado si no podemos pagarlo y nos va bien con el Seiscientos" o "si en el resto de Andalucía funcionan con hojas de cálculo, por qué vamos a ser nosotros diferentes". 

En definitiva, un esperpento de estrechez de miras por el que en enero tendremos que dejar una herramienta potentísima (y cedida durante un año más) para volver al lápiz, la goma y la hoja de cálculo llena de tachones. Ah!! Y las enfermeras ya no verán sus turnos en el ordenador... volverán a verlo solo en el tablón de planta.

Como si nos quitaran la tele por cable y volviéramos a la televisión en blanco y negro.

Lo peor no son las peregrinas razones que nos han dado para tomar la decisión, que cada cual ponga los calificativos que quiera,  sino el trasfondo de la decisión en sí misma. 

El problema no es que la gerencia no quiera adquirir la herramienta, sino que la dirección de enfermería (al completo), pese a que se "harta" de hablar de que hay que gestionar más cuidados y hacer menos planillas, no ve la necesidad de ir un poco más allá de lo que siempre se ha hecho, infravalorando el trabajo en red, la transparencia, la eficiencia o la satisfacción de los profesionales.

El gran problema es que gran parte de la enfermería (nuestra dirección también y sobre todo) está cómoda en esa "rancia" zona de confort y no tiene necesidad ni voluntad alguna de asumir riesgos... lo que, por si solo, denota un miedo atávico a abandonar esa plácida e inmovilista zona rechazando cualquier innovación por buena que ésta sea y aunque ésta suponga una enorme mejora para las organizaciones, para los profesionales y, sobre todo, para la propia enfermería.

Así como para pensar que algún día daremos un paso adelante como profesión.



Share/Bookmark

23 comentarios:

  1. Lo siento chicos. En especial las explicaciones, o la falta de ellas. Seguid dando caña que el futuro, mal que le pese a algunos, llega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo mas trsite de todo Alicia... pero ahi seguiremos, hackeando el sistema.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. ...si a nivel Profesional lo sufrimos a diario...imagina a nivel Ciudadano... !! Viva la horizontalidad, lo 2.0 y el abajo-arriba !! Redes...sí Pero Corporativassss...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Paco! ya sabes que esto es una carrera de fondo...
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Los astros han hablado y la configuración que presentan nos lleva a la reflexión de que les queda poco que ordeñar, que el sol dejara de iluminarlos y posiblemente tendrán que emigrar, porque los pacientes están hasta la coronilla de aguantar anormales al frente de los gobiernos.

    ResponderEliminar
  4. Muchísimas gracias por compartir la experiencia y mostrar que incluso cuando todo parece favorable, cuando ya está en marcha, cuando los profesionales apuestan por ello, los intereses gestores acaban echando por tierra la innovación.

    Me cuesta creer que detrás de esa decisión exista solo una falta de miras o visión de futuro. ¿No será que hay alguna otra empresa que lo hace 'mejor'?

    En fin, mucha suerte y a seguir peleando para que la evidencia sea tan cegadora que no quede más remedio que su utilización.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que las hay Chema... pero no son confesables y no tienen que ver con otra empresa sino con como las nuevas herramientas (transparencia, conectividad, etc...) suponen una perdida en cuotas de poder.

      que te voy a contar a ti que tu no sepas...

      Gracias por visitarnos.

      Eliminar
  5. Por cuál de todos los aspectos empezar...? Iba derechita pero el último comentario de Chema, me ha frenado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por nada del mundo te frenes... ;)) #Zulemaforpresident

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Pues si Maria... existe ese miedo y muchos otros.
      Pero seguiremos dando la batalla.

      Un abrazo y gracias

      Eliminar
  7. Que putada compañeros, pero creo que Chema ha dado en el clavo. Hay otros intereses "ocultos" o no tanto, que impiden que se gestione bien... y no es cuestión de gestores, es cuestión del vil metal... y de a ver quién se lo lleva "calentito".

    Un abrazo, y mucha fuerza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si fuera eso no seria tan mosqueante... las verdaderas razones hay que preguntarselas a quién ha tomado la decisión pero tienen más que ver con el miedo a perder el control.

      Un abrazo y gracias amigasho!

      Eliminar
  8. Que putada compañeros, pero creo que Chema ha dado en el clavo. Hay otros intereses "ocultos" o no tanto, que impiden que se gestione bien... y no es cuestión de gestores, es cuestión del vil metal... y de a ver quién se lo lleva "calentito".

    Un abrazo, y mucha fuerza!

    ResponderEliminar
  9. Otra decepción más, pero no vamos a permitir que estas cosas acaben por provocarnos tolerancia.
    Seguiremos denunciándolo y seguiremos luchando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguitemos Nuria... de ese no te quepa duda.
      Gracias.

      Eliminar
  10. Conozco FLOR desde sus inicios, en el antiguo hospital Puerta de Hierro de Madrid y desde aquellos tiempos iniciales, me gustó mucho. Hay que enfrentar la incompetencia y los rechazos a compartir el conocimiento y, en consecuencia, el poder. La rabia es que a veces solo queda la denuncia pública, por la ceguera o los otros intereses de los gestores. No nos los merecemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanto honor tenerte de comentarista de este humilde blog...
      No creas que esto es una denuncia pública sino solo el lugar donde pongo "negro sobre blanco" mis pensamientos y mis frustraciones.

      Cada cuál es rehen de sus decisiones y de las consecuencias de las mismas. Nosotros y los que han decidido que, pese a que podiamos tener Flor gratis y con un acuerdo de colaboración, no podemos usar más Flor.

      Un abrazo y mil gracias.

      Eliminar
    2. Lo sigo siempre con mucho interés y aprendo cada vez que lo leo. Un abrazo

      Eliminar
  11. La herramienta Flor es potente, pero son más potentes las personas que la habéis utilizado.
    Desde mi humilde opinión pienso que no dejéis de Innovar y desarrollar, la profesión Enfermera os lo agradecerá, yo os lo agradezco.
    Lo importante no es el programa, si no las personas.
    Animo y gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Oliva por tus palabras... en ello estamos ;))

      Eliminar
  12. La herramienta Flor es potente, pero son más potentes las personas que la habéis utilizado.
    Desde mi humilde opinión pienso que no dejéis de Innovar y desarrollar, la profesión Enfermera os lo agradecerá, yo os lo agradezco.
    Lo importante no es el programa, si no las personas.
    Animo y gracias!!

    ResponderEliminar