martes, 12 de mayo de 2015

El vaso medio lleno...


Hoy es nuestra efeméride, el día Internacional de la Enfermería, y como siempre, los amigos de Nuestra Enfermería se han sacado una iniciativa de debajo de la chistera para invitarnos a reflexionar sobre como nos ayudan las redes sociales a propiciar los cambios que llevamos esperando años en torno a nuestra profesión.

Ya llevamos unos años en esto de la blogosfera y, posiblemente, no sorprendamos a nadie con lo expresado en este post pero supone todo un honor participar de esta iniciativa que, bajo el HT #12Visibles12M, aglutinará las opiniones de algunas de las mentes mejor amuebladas que conocemos. Aunque lo más difícil será estar a la altura de ellos.

Lejos quedan ya aquellos editoriales que firmamos en ENE o en la Revista Metas en los que, a modo cuasiprofético, hablábamos de las ventajas que para el desarrollo de la enfermería tendría un uso profesional de la web social. Algo que, finalmente, no termina ni de explotar ni de calar todo lo profundamente que nos hubiera gustado.

Aún así seguimos convencidos que es a través de la conversación y la interacción, del interés colectivo, de la producción plural y la generación de conocimiento en red como nuestra profesión saldrá del atolladero en el que lleva años metida.

Las herramientas 2.0 no son más que facilitadoras de todo eso. Pero son solo eso... herramientas.

Solo decidiendo activamente y entre todos qué queremos para el futuro podremos tener futuro como profesión.

Por eso llevamos años publicando en un blog (que siempre fue solo una vía para contar nuestras inquietudes), colaborando en cuantas iniciativas se nos ofrecen, inventando muchas otras o viajando por España para contar, allí donde nos invitan, que las redes sociales solo son la herramienta y que lo importante es saber que queremos como profesión.

Lógicamente, aquellos que quieren que estos cambios sean más rápidos y profundos dirán que todo esto del 2.0 al final no es más que fuego de artificio, una colección de etiquetas, iniciativas y buena voluntad que tienen poco calado en la realidad diaria de cada una de las enfermeras de España. Y posiblemente llevan razón.

Otros dirán que todo esto no es más que una burbuja, una tendencia o una moda pasajera de un grupo de pijotecnológicos aburridos. Posiblemente también lleven razón.

Es más, habrá alguno (más de uno seguro) que dirá que todo esto no es más que la salida natural de aquellos que siempre quisieron desatacar o llegar al poder pero que por las razones que fueran no pudieron. Es posible que hasta estos lleven parte de razón.

Lo que pasa es que la alternativa no es más que la inacción. Y la inacción y la resignación de un colectivo enorme es lo que nos ha traído hasta aquí. Con la inacción seguiremos como siempre, sin reconocimiento social ni político, sin promoción y crecimiento profesional y un eterno lamento de "quiero y no puedo" que pone de los nervios.

Obviamente las redes sociales no son el único camino para el #EnfermerActivismo, pero evidentemente son un muy buen camino para crecer como profesionales y como profesión.

Parafraseando a un genio, solo haciendo cosas de otra forma obtendremos resultados diferentes. Y como dice el gran Serafín Fernández, no podemos parar ahora que tenemos "el vaso medio lleno".

Por eso, cuando se publique esta entrada, estaremos llegando a Barcelona para participar en las Jornadas organizadas por la Asociación de Profesionales Enfermeros de Sant Joan de Deu para hablar de ésto y de mucho más.


Lógicamente estais invitados.


Share/Bookmark

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada