lunes, 14 de abril de 2014

La realidad supera a la ficción


Hace mucho tiempo que queríamos hacerlo y hoy va a ser el día. Hoy vamos a publicar un post al estilo del Blog de Pilidorita: Una película, un disco y un libro serán los protagonistas del post.

La película es "Las Amistades Peligrosas", una oscarizada película de los ochenta que suponemos casi todos hemos visto y que cuenta de forma magistral las intrigas y ambiciones de la nobleza de una Francia decadente y prerevolucionaria.

El disco elegido es la "Banda Sonora de la película Four Rooms", una película loca y coral, dividida en 4 partes, cada una dirigida por un director diferente (para nosotros una de las mejores películas de Tarantino), en la que el protagonismo lo tienen la ironía, las relaciones personales y el caos continuo y que se representa perfectamente en la música elegida.

Para terminar, el libro elegido es "La Casa de Dios", un libro escrito en los setenta por Samuel Shem, médico y escritor, que narra, de la manera más negra, surrealista, ácida y mordaz, cómo es la vida de un médico residente en un hospital de renombre pero que esconde en sus pasillos toda la crudeza de la vida misma en forma de muerte, sexo y depravación y donde el paciente, pese a lo que se pueda decir, nunca es el centro.

Y por qué hacer un post así. Pues porque la mezcla de estas tres partes, en diferentes proporciones nunca iguales y siempre dependientes de cómo se han levantado ese día sus profesionales, son la realidad de un hospital comarcal como el nuestro. Una mezcla de intrigas palaciegas y abyectos intereses personales (como en la película), de caos y desastres contínuos (como en la película de la banda sonora) y de imagen social distorsionada que nada tiene que ver con la que creemos proyectar (como tan crudamente se describe en el libro).

O sea, que queda mucho que hacer... hará falta un poco de suerte.



Share/Bookmark

No hay comentarios:

Publicar un comentario