sábado, 1 de septiembre de 2012

Winter is cooming


Éste es el lema de la Casa Stark, una de las poderosas familias de los 7 reinos de la serie de televisión Juego de Tronos además del título del capítulo piloto de la famosísima serie.


Pero no es que vayamos a cambiar la orientación del blog (o sí) para hablar de cine. La cuestión es que en la serie, cada familia tiene un lema que lo representa y Los Stark, que son los guardianes del norte, cuando dicen que se acerca el invierno se refieren a que se avecinan tiempos difíciles. 

Y en estos momentos, éste es que es un lema que nos viene ni que al pelo.

Ya en mayo se anunciaba que los meses venideros serían duros.

Las medidas del gobierno central atacando a "lo público" y culpabilizando al funcionariado, aumentando su jornada laboral y recortando prestaciones y sueldo no presagiaban nada bueno.

La posterior modificación del sistema de copago farmacéutico y la exclusión de 417 fármacos de la financiación pública dieron un golpe certero sobre las maltrechas voluntades de los profesionales sanitarios.

El golpe a la universalidad de nuestro sistema con la exclusión de la atención a inmigrantes con más que dudosas justificaciones (en el blog de Médico Crítico lo explican muy bien)  y las posteriores campañas en contra de la medida como ésta, ésta o ésta otra terminaron de ponernos mal cuerpo, aunque siempre quede la opción de ponerse de lado (Sergio Minué lo cuenta muy bien en esta entrada).

Pero no es cuestión de buscar buenos y malos porque, aunque la Consejería se desmarque de algunos asuntos como el copago o la atención a los inmigrantes (los políticamente más comprometidos) sigue con duras medidas de ajuste que, además de mermar voluntades, está devolviendo el mando a las tradicionales estructuras de poder.

Ya son varios los centros donde, lejos de aplicar el aumento de jornada de forma consensuada y razonada y de gestionar en tiempos de crisis con imaginación y eficiencia, se tira por lo fácil, que es sacar tijera y recortar. Y en muchos centros se están amortizando cargos intermedios de enfermería (aquellos que eran tan importantes en el borrador del Decreto de las UGCs) con el consiguiente conflicto.

Y para poner la guinda, desde septiembre, TODAS (sin entender de servicio, unidad o función) las sustituciones se harán al 75% de jornada con lo que, o se reducen prestaciones o se reducen prestaciones porque los hospitales abren 365 días y 24 horas diarias.

Siempre nos queda el consuelo que esto no ocurre solo en Andalucía que, según @sombradue, en otras comunidades también andan contentos.

Así que abríguense que el invierno se acerca.





Share/Bookmark

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada