viernes, 14 de septiembre de 2012

L´oro parece pero plata no es...

Muchos de los que leen este blog saben que, además de frikis de estos mundos dospuntocéricos, somos enfermeros asistenciales interesados en la investigación, en la EBE y, sobre todo, en las lesiones por presión y otras heridas crónicas (tema del que además somos expertos con título universitario y todo)


Defendemos la evidencia científica como el puntal sobre el que deben sustentarse la mayoría de las decisiones clínicas. Pero decimos "la mayoría" porque es frecuente que situaciones de talibanismo por la evidencia generen un choque entre la realidad diaria y lo que dicen algunos estudios.

Eso mismo pasó cuando se publicó el estudio VULCAN, un ECA que concluía que los apósitos de plata no eran costoefectivos en comparación con los apósitos tradicionales. Algo que vino a confirmar una Revisión Cochrane un poco después.

Generaron un enorme tsunami porque ponían en entredicho, no solo todo lo recomendado con anterioridad por las principales publicaciones y guías de práctica clínica, sino lo que los profesionales observábamos en el día a día: que los apósitos de plata "bien usados" mejoraban ostensiblemente la evolución de las lesiones crónicas.


Sin embargo, las autoridades sanitarias del NHS aprovecharon rápidamente estos estudios para limitar/prohibir el uso de los apósitos con plata (más caros que los apósitos convencionales) 

Es curioso ver como los políticos aprovechan cualquier informe para justificar una reducción del gasto (ahora lo llaman desinversión). En Andalucía paso hace unos años algo parecido con un informe de la Agencia para la Evaluación de las Tecnologías Sanitarias y los colchones antiescaras. 

Sin embargo, en este caso, los propios autores de los estudios anteriores salieron al paso de esta decisión publicando un artículo en la revista Wounds en el que alertaban de la posibilidad de aumentar la morbimortalidad de los pacientes portadores de lesiones crónicas reconociendo las propias limitaciones de su estudio.

Afortunadamente, hace unas semanas se ha publicado un documento de Consenso Internacional sobre el uso apropiado de los apósitos de plata en las heridas, documento distribuido mundialmente en formato webcast, que viene a clarificar la situación y del que recomendamos una sosegada lectura.

La parte negativa es que su elaboración ha sido subvencionada con una beca docente ilimitada de tres grandes de la BigPharma del mundo de las úlceras con lo que, aunque están en todo su derecho de buscar mantener su negocio, alguien lo usará para seguir alimentando la controversia. 

Pero eso da para otro post. Para que nos queden argumentos para otro episodio para la saga. Algo asi como le pasa a James Bond...

Share/Bookmark

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada